22 noviembre, 2017

¿La corbata ha muerto? Por Accesmen

/COMUNICAE/

Cuando se habla de accesorios para hombres, todos piensan automáticamente en una pieza clave: la corbata. Pero, ¿realmente la corbata ha muerto? Accesmen tiene la respuesta y ha querido hacer un informe acerca de la evolución y tendencia de este accesorio

Cuando se habla de accesorios para hombres, todos piensan automáticamente en una pieza clave: la corbata.

Pero, ¿Realmente la corbata ha muerto? Accesmen, tiene la respuesta y ha querido hacer un informe acerca de la evolución y tendencia de este accesorio.

La corbata es un accesorio para hombres que cuenta con cada vez más detractores, que evitan usarla siempre que el protocolo lo permite, y fieles apasionados que la llevan en cuanto tienen ocasión.

¿Por qué se inventa la corbata para el hombre?
Más que inventarse la corbata, esta pieza surge y evoluciona como el desarrollo de una tendencia.

El origen de la corbata se fecha en el año 1.660. En este año, los oficiales del imperio Austro-Húngaro, visitaron en París a su Majestad Luis XIV (famoso por su buen gusto vistiendo) portando en el cuello pañuelos de colores. El motivo de llevar este accesorio era meramente funcional; los pañuelos al cuello servían para calentar y cuidar las cuerdas vocales de los guerreros, pero Luis XIV se quedó prendado de la imagen.

El monarca francés diseñó para su regimiento pañuelos con la insignia real y este sería el primer diseño de corbata de la historia; donde ya sí la funcionalidad es puramente estética.

Esta moda marcó tendencia en la época y se extendió por toda Europa donde, si al principio se vio como algo excéntrico, poco a poco fue siendo algo habitual en la moda masculina.

Mucho más que eso, la corbata pasó a ser un accesorio con el que las clases acomodadas se distinguían. Y esta pieza fue evolucionando en su forma y estilo; ya que se pasa de un diseño similar al de un pañuelo, más corto y más ancho, a otro largo y estrecho.

Y el resto de prendas se adaptan esta pieza; por ejemplo, los cuellos de las camisas deben hacerse más amplios para recoger este accesorio. También permite jugar con diferentes tipos de nudos y se crean diferentes modelos en diferentes telas y estampados.

Por lo tanto, el hombre encuentra un elemento distintivo que permite poner un acento de color al traje.

¿La tendencia de llevar corbata se está disolviendo?
Llegamos al siglo XXI y parece que la corbata ya no tiene el peso que tuvo en el siglo anterior. El protocolo ya no es lo que era y se es mucho más permisivo en cuanto a vestir de etiqueta. Antes, no llevar corbata en un acto específico era faltar al protocolo y no llevarla al trabajo, implicaba una falta de seriedad y de compromiso.

Ahora, esto ya no es así y un hombre puede vestir perfectamente elegante, prescindiendo de este tipo de pieza. En las oficinas de nuestro país, llevar corbata o no llevarla es ya una elección personal y no una exigencia de la empresa. Puede que sea por el hastío de vestir siempre igual o puede que se deba al resurgimiento de otros accesorios que han cobrado vida.

Pañuelos, pajaritas y tirantes revolucionan el imperio de la corbata
Aquellos hombres que guardaron en el fondo de su armario, pañuelos, pajaritas y tirantes, hoy cuentan con las piezas claves que cada día están más en tendencia. Llega la revolución de los accesorios para hombres y la dictadura de la corbata parece haber llegado a su fin. Los nuevos outfits masculinos juegan con todos estos elementos que aportan un toque divertido o elegante, dependiendo de los colores y las formas que se escojan.

No solo eso; también se unen a la fiesta de los accesorios otras piezas como pulseras o calcetines de todos los colores. 

Por lo tanto, ha muerto la corbata ¿Sí o no? 
Se puede decir que no se trata de que la corbata haya muerto. Aún le queda mucho camino a la corbata. Esta pieza está y seguirá estando, por muchos años, en el armario de la mayoría de los hombres.

Pero sí es cierto que la corbata ha perdido su monopolio. Ahora las combinaciones de looks masculinos, son infinitas. Los hombres pueden escoger un accesorio distinto, y por tanto un outfit diferente, para cada día de la semana.

Y esta revolución de los accesorios implica que las calles de las principales ciudades españolas se inundan de color.

¿Cómo encontrar fórmulas para vestir bien?
Ahora el problema ya no es encontrar fórmulas para crear looks diferentes; sino, aprender a combinar con buen gusto estos accesorios. Acertar en un look con pajarita puede parecer complicado. Llevar tirantes a la oficina es todo un reto de elegancia. Aún así, la clave de todo es la confianza en uno mismo, la superación y la motivación de seguir cada día con ganas de comerse el mundo.

Vístete bien y consigue ese extra de confianza para superarte en tus negocios. Por eso, desde Accesmen proponemos que aquellos interesados en encontrar este tipo de accesorios y aprender a combinarlos entren en la tienda online de accesorios para hombre Accesmen.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico