Aspasia lanza su proyecto para reforzar los puentes entre la educación y el empleo

/COMUNICAE/

Ibecon, Instituto Europa y Adalid, tres referentes de la formación para el empleo, forjan un proyecto formativo conjunto que quieren poner al servicio de la recuperación económica de España

Lorenzo Alonso, Juan Antonio Sánchez Corchero y Ángel Gallego unen sus fuerzas y sus empresas en un empeño común de contribuir a mejorar la formación laboral en España. Ibecon, Instituto Europa y Adalid han formado el Grupo Aspasia, que nace desde la convicción de que contar con una formación para el empleo que sea dinámica, que esté bien conectada con la realidad del mercado laboral y que prepare a personas capaces de salir adelante en un mundo en permanente transformación es crucial para que una sociedad supere los retos del presente y sobre todo del futuro.

Según apunta Ángel Gallego, “al poner en común nuestra experiencia nos dimos cuenta de que compartimos una misma visión del proceso formativo, en el que apostamos por el componente humano en todo momento, para ayudar a crecer a quien se está formando”. A esa coincidencia se ha unido la voluntad de cubrir todas las áreas donde la formación para el empleo pueda resultar útil para la economía española.

“Ofrecemos nuestro compromiso de acompañar en todo momento a personas y empresas, desde la definición de los objetivos hasta la evaluación de los resultados de la formación”, indica Lorenzo Alonso, para quien es clave contar con una buena orientación laboral tanto antes como después de la formación.

Juan Antonio Sánchez Corchero, por su parte, pone el foco en la necesidad de disponer, por parte de las empresas formadoras, de una buena conexión con la realidad social y económica del país en el que se opera. Señala que “España necesita reforzar los puentes entre la educación y el empleo, y las empresas de formación podemos contribuir a que se alcancen mucho antes los objetivos que tenemos como sociedad avanzada”.

Los tres comparten la consideración de que el sector de la formación para el empleo debe crecer en potencia y en alcance para ofrecer la mayor eficacia posible en los momentos actuales, cuando se encara el proceso de recuperación económica tras la grave crisis originada por la pandemia. Entre sus tres empresas, formaron en 2019 a más de 30.000 alumnos, con más de 100.000 horas impartidas, habiendo impartido formación a lo largo de su historia a más de 200.000 personas. Están implantadas en la mayor parte del territorio español, disponiendo de unos 60 centros entre los propios y aquellos con los que han firmado acuerdos para impartir formación.

Además, las empresas del grupo Aspasia han logrado expandirse ya fuera de España. Desde 2014, han ido aumentando su implantación en Chile y en Colombia, para contar en la actualidad con una plantilla de más de 50 personas que trabajan en centros de Santiago de Chile, Viña del Mar y Bogotá. También colaboran con centros formativos en más de 12 ciudades de Chile y 9 de Colombia. Sánchez Corchero indica que “a corto plazo tenemos la intención de ampliar nuestra estructura a la ciudad de Medellín, que es un auténtico polo tecnológico, y a medio plazo queremos tener presencia en todos los países que componen la Alianza del Pacífico”.

La oferta educativa del grupo cubre prácticamente todas las especialidades de la formación para el empleo, desde los ciclos formativos reglados hasta la obtención de certificados de profesionalidad. Destacan los cursos relacionados con especialidades técnicas, en las que es imprescindible la presencialidad y la disponibilidad de instalaciones adecuadas, aunque también disponen de una variada oferta de cursos online. “Llevamos invirtiendo desde hace tiempo en dotarnos de recursos digitales para la formación, y a partir de ahora vamos a apostar aún más intensamente por disponer de las herramientas tecnológicas más avanzadas del mercado”, señala Alonso.

Gallego destaca por su parte las oportunidades que abre el entorno online. “El apoyo digital permite que podamos llevar nuestra oferta formativa más lejos y, al mismo tiempo, que la situemos más cerca, al alcance de todas las personas”, afirma. Pone como ejemplo las iniciativas de bootcamp que están desarrollando en Chile, donde 750 jóvenes han aprendido ya a manejar herramientas para su futuro laboral al tiempo que se sumergen en el entorno propio de una comunidad digital. “Cuanta más implicación se logra en las iniciativas de formación, más avances se registran en los resultados obtenidos, tanto para la cualificación de quienes se forman como para su integración laboral”, afirma.

Con su unión en el grupo Aspasia, las tres empresas persiguen aumentar las fortalezas que cada una ha acumulado por separado y encarar mejor el futuro. “Disponemos de una implantación territorial que nos acerca a las diversas realidades y nos facilita dar respuesta a las necesidades en cada zona”, subraya Juan Antonio Sánchez Corchero. Para Lorenzo Alonso, otro valor diferencial del grupo es su profunda interrelación con el mundo empresarial, “que posibilita que vayamos evolucionando en términos de formación para acompañar las transformaciones de la economía española”.

Ángel Gallego señala hacia el futuro, al apuntar que “el nuevo paradigma de la carrera profesional va a consistir en la formación a lo largo de la vida, y en Aspasia vamos a dotarnos de las herramientas adecuadas para proporcionar a nuestra comunidad educativa los recursos que cada persona pueda necesitar para definir su trayectoria laboral”. De momento, la voluntad inmediata del grupo es contribuir a la recuperación de la economía de España, desde el convencimiento de que invertir en formación es la mejor manera de salir de la crisis más fuertes.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico