Comprar un patinete eléctrico: la mejor forma de ahorrar, según Accesoriospatineteelectrico.com

/COMUNICAE/

Los patinetes eléctricos comienzan a poblar la inmensa mayoría de calles de la principales ciudades españolas. Accesoriospatineteelectrico.com, líderes del sector del patinete eléctrico, desvela las claves del ahorro que supone comprar un patinete eléctrico

Los patinetes eléctricos se están volviendo los dueños de las grandes ciudades, o más concretamente, de sus carriles bici, siendo los protagonistas de un buen número de debates y conversaciones. Los hay de muchos tipos, pero todos ellos tienen algo en común: están motorizados y se alimentan de energía eléctrica de sus baterías. Son un medio de transporte ecológico, que hace ahorrar muchos euros al final del año a sus dueños, en contraposición a las motocicletas o coches de gasolina o gasoil. Si se suman y tienen en cuenta el ahorro que reporta en: gasolina, seguro, revisiones… el ahorro con el patinete eléctrico es muy notable.

Ahorrando y respetando el medio ambiente
No sólo se trata de un importante ahorro monetario. Tal y como declara la nueva empresa de venta de accesorios de patinete eléctrico con sede en Valencia, www.accesoriospatineteelectrico.com: «Para el planeta, este tipo de vehículos eléctricos son un claro descanso a tantos años y años de contaminaciones. Los patinetes eléctricos no sólo no emiten ningún tipo de humo, la mayoría también, suelen ser insonoros, por lo que la contaminación acústica también es nula. A nivel de respeto para el medio ambiente, este tipo de vehículos eléctricos son una de las mejores opciones que existen en la actualidad». 

Una opción barata de movilidad urbana que ha venido a quedarse para siempre
¿Cuánto cuesta un patinete eléctrico? Según comenta accesoriospatineteelectrico.com, «el rango de precios de un patinete eléctrico puede variar, pero de media, para un patinete eléctrico de calidad media, podría rondar los 200€».

Quedaría por responder otro importante interrogante: ¿Qué patinete comprar? Lo primero que se debe tener claro es el uso que se va a hacer del mismo. No es lo mismo que se vaya a usar el patinete como una forma de desplazamiento de casa al trabajo todos los días de la semana, que usarlo solo los fines de semana, de manera casual. Se necesita un tipo de patinete u otro según su uso. Un patinete más robusto y potente si se va a usar a menudo, o uno más básico si se va usar de manera ocasional.

Sea como sea, conforme pase el tiempo, los propietarios de uno de estos vehículos, más dinero ahorrarán, y al final de año si se hace la suma, el pellizco podrá llegar a ser importante. El único gasto que hacen estos patinetes, son el de cargarlos. Pero el consumo eléctrico de estos vehículos para la factura de luz, al final de mes, va a ser casi irrisorio. Además, se debe tener presente que la mayoría de estos patinetes cuentan con una “frenada regenerativa”, lo que significa que las baterías se recargan solas, de manera automática, cuando los patinetes se encuentran en funcionamiento y no se está acelerando. Así que por esta parte también se está ahorrando energía. El patinete como transporte es ahorro se mire por dónde se mire.

Mantenimiento y reparación de los patinetes eléctricos
Muchos usuarios podrán preguntarse: ¿Y si el patinete se pincha? ¿Y si se rompe el manillar? ¿Y si la luz se funde? Evidentemente todo aparato electrónico tiene que tener sus eventuales reparaciones por motivos de desgaste o rotura, y los patinetes no iban a ser menos. Por suerte, existen sitios online donde poder comprar accesorios y recambios para patinetes eléctricos, donde se pueden obtener estas piezas y recambios si se tiene algún percance con el patinete, como el caso de la web de la empresa Valenciana accesoriospatineteelectrico.com.

Estos recambios no suelen ser caros, y en ningún caso superaría costes de reparaciones de otro tipo de vehículos como motocicletas o coches.

Para que los usuarios puedan hacerse una idea, un cambio de rueda en una motocicleta de gama media, podría costar alrededor de 50-60€ en materiales, mientras que en un patinete el coste no superaría los 20€. Como se puede observar la diferencia es notoria. «Ahorro, ahorro, y más ahorro en este sentido también» según la empresa.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico