Engañar al seguro, una mala práctica muy sevillana según Unespa

/COMUNICAE/

Sevilla se ha convertido en la provincia con más intentos de fraude a las aseguradoras y a los peritos que se han convertido en detectives

La Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) presento un informe donde se demuestra que son numerosos los casos de fraude que ocurren al seguro en toda España tanto para las compañías de seguro, como los jueces, peritos tasadores y los mediadores de seguros. En el informe se presentan cifras que muestran que en España se han presentado casi 166.000 intentos de estafas y en Sevilla se calculan que los intentos de estafas están por encima de los 8.600. Según la asociación, no son una estadística sino un muestreo, ya que están elaborados con la información que han suministrado tan solo 38 compañías aseguradoras. Por lo tanto el fraude puede ser mayor, ya que no se cuenta con la información de todas las aseguradoras.

El informe continuó con los siguientes datos: Andalucía tiene el 22,78 % de engaños que se detectan, lo que supone que uno de cada cuatro se produce en esta comunidad. Sevilla tiene 22,87 % de los casos que se presentan en la comunidad, y se encuentra entre las provincias con mayor número de intentos de fraude que han sido captados a tiempo.

La Unespa realiza cada año un concurso de detección de fraudes organizados. Este año el primer premio fue para Pelayo por un caso descubierto en Dos Hermanas. Caso donde el propietario de un coche colisionó con otros dos vehículos y se fugó para evitar la sanción y pretendía hacerse pasar por víctima, alegando que le habían dado un golpe a su coche que estaba aparcado en la calle. Luego de algunas investigaciones la compañía descubrió que no era víctima, sino culpable.

Otras aseguradoras como Admiral Seguros, la cual a través de Pedro García quien es el responsable de la política de suscripción y anti-fraude, confirma el crecimiento del fraude en los últimos diez años, lo asocian al contexto socioeconómico y afirma que cada vez las aseguradoras invierten más en la detección del fraude.

Para Unespa existen tres tipos de defraudadores, en primer lugar se ubican las bandas organizadas que actúan en el ramo del automóvil, seguidamente están los repetidores que han cometido alguno de estos delitos y reinciden. Y por ultimo están los oportunistas, que actúan cuando se presenta una situación propensa para cometer fraude, como por ejemplo se presentan hechos de menor importancia y aprovechan para exagerar los daños e intentar lograr un beneficio.

En conversación con Aquilino Muñoz Vargas, vicepresidente de la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías, certifica lo que muchas otras empresas indican, que es en automóvil donde se producen más fraudes, ocupando el 63,6 % de los fraudes detectados. Para él, uno de los fraudes más comunes y el que está de moda, es la simulación de lesiones en accidentes de tráfico. Esto ocurre cuando en un siniestro, el asegurado afirma que ha tenido un esguince y no es así. Otro caso muy común, es cuando afirman los daños de los vehículos de manera exagerada. Este caso ocurre después del accidente, donde el dueño del automóvil pretende que en el arreglo se incluyan desperfectos que el vehículo tenía anteriormente. Sigue la simulación de daños cuando se intenta hacer ver que ha ocurrido un accidente. Cada vez más se presentan robos simulados que generalmente ocurren fuera del automóvil.

Todas estas situaciones han obligado a las aseguradoras a que sus peritos actúen como detectives o a contratar empresas que se dediquen a realizar este tipo de trabajos como https://www.zuritadetectives.es/, para garantizar que no sea una simulación del caso.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico