GREEN´S ARIBAU, del grupo EL RELOJ, arrasa como restaurante y local de ocio en la ciudad condal

/COMUNICAE/

Abierto hace pocos meses y en pleno centro de la ciudad este local está siendo todo un éxito tanto entre comensales por su calidad gastronómica como entre el público en general, que parece haber encontrado un lugar de copas con música en vivo, Djs y un ambiente irresistible de jueves a domingo

GREEN’S ARIBAU se está convirtiendo en uno de los restaurantes y locales de ocio más demandados y prestigiosos de la ciudad condal. Está situado en pleno corazón de Barcelona, en la calle Travesera de Gracia con Aribau y fue abierto hace pocos meses por el conocido Grupo EL Reloj que nace en 1993 y reúne un importante número de restaurantes en Barcelona. Uno de los valores del Grupo desde sus comienzos es el de poner hincapié en los hábitos de vida saludable. Es por ello que en sus restaurantes se encuentra comida mediterránea con productos de calidad a un precio asequible.

Siguiendo en esta línea, desde 2019 el Grupo colabora con el fomento del deporte para ir más allá de su objetivo en cuidar la salud: alimentación, deporte y calidad.

GREEN’S ARIBAU está atrayendo cada día más a su público objetivo debido a la implementación de un nuevo concepto: tardes con música en directo y copas por la noche con DJs que no dejan indiferente el ambiente del local. Es mucho más que un restaurante con productos frescos y de mercado, donde los comensales disfrutan de una importante variedad de tapas, raciones, ensaladas, hamburguesas, carnes gallegas y postres caseros.

Además, de ofrecer menú de mediodía, de fin de semana y de grupos, los fines de semana en GREEN’S según explica Nicolas Mastrangelo, gerente del local, empiezan los jueves con una selección de diferentes grupos musicales en vivo y una carta de cocktails variados.

Con esta fórmula de éxito que enmarca desde cada jueves hasta los domingos GREEN’S ARIBAU con un servicio atento y personalizado también incluye el conocido concepto happy hours los jueves de 7 a 8.30h de la tarde, no podía faltar de nada.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico