Las 8 acciones que necesita la ciencia española para servir mejor a la sociedad

Gorodenkoff / Shutterstock

Jesús Pérez Gil, Universidad Complutense de Madrid; Elisa Fernández Núñez, Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (IIBM – UAM – CSIC); Lluís Montoliu, Centro Nacional de Biotecnología (CNB – CSIC), and Maria Salazar-Roa, Universidad Complutense de Madrid

El mundo y su entorno económico han cambiado. Aspectos como el valor de lo intangible o la economía circular ya están sobre la mesa. Las apuestas de futuro del sistema de investigación deben tener en cuenta los nuevos escenarios en los que nos encontramos.

Los autores de este artículo identificamos 8 ámbitos en los que se hace necesario abordar cambios de enfoque, de estructura o de políticas en España:

  1. Se necesitan canales eficientes de comunicación a la sociedad de los procedimientos, de los resultados, y de la relevancia de las actividades ligadas a la I+D. Resulta esencial incentivar y reconocer la dedicación del personal de investigación a las actividades de comunicación y transferencia social. También es importante saber aprovechar las iniciativas lanzadas desde la sociedad civil, como las asociaciones de pacientes, que pueden cooperar y dinamizar las actividades de investigación realizadas desde la academia.
  2. El mantenimiento y desarrollo del sistema de I+D en España va a necesitar incorporar un gran número de jóvenes en los próximos años, que complementen y den el relevo al personal de investigación que sostenga las estructuras de una I+D de la magnitud que corresponde a un país como España. Es imprescindible ofrecer a los jóvenes información y formación completa y transparente, lo más transversal posible, sobre diferentes alternativas en las carreras profesionales ligadas a la I+D.
  3. Hay que introducir nuevas formas de evaluación de la calidad de los proyectos de I+D y sus resultados, de forma que se garantice equidad, igualdad de género y consolidación de entornos laborales saludables. También deben facilitar y propiciar la integración en el sistema de ciencia español de personal de investigación formado en el extranjero. Las recientes reformas de la evaluación de la ciencia promovidas desde Europa ya están recogiendo la diversidad de elementos a tener en cuenta para analizar las propuestas y contribuciones del personal de investigación.
  4. Parece imprescindible un cambio de modelo que parta de una financiación basal robusta de las estructuras de I+D públicas, que proporcione un marco de estabilidad temporal, protegido de vaivenes económicos coyunturales. Solo con la consolidación de una base suficiente de tejido investigador estructural podrá garantizarse un nivel de resultados de I+D como el que corresponde a un país como España.
  5. El instrumento fundamental en la consolidación y crecimiento necesario del sistema de I+D español es la financiación del Plan Nacional, objetivamente insuficiente en la actualidad. Esta financiación debe sostener la base de los grupos de investigación del país, tanto los ya consolidados como los grupos emergentes. Estos grupos podrán y deberán nutrirse además de financiación privada, pero siempre a partir de una base de financiación pública estable y duradera.
  6. Urge revisar las condiciones laborales del personal de investigación de la I+D pública, dignificando la labor que realiza la totalidad del personal. Es imprescindible actualizar las retribuciones para que se adecúen a lo que corresponde a los niveles de formación requeridos, se eliminen desigualdades dentro del personal de una misma escala y se apueste verdaderamente por el desarrollo profesional del personal de I+D.
  7. Se necesitan espacios y oportunidades de encuentro de agentes de I+D públicos e industriales, de forma que puedan conocer sus necesidades mutuas y se estimule una cooperación integrada real en todas las etapas de la I+D. Las universidades, centros y organismos públicos de investigación, a través de oficinas de transferencia competentes, deben proporcionar información sobre las carteras de productos y tecnologías de su personal de investigación a las empresas que puedan aprovechar ese conocimiento para incrementar el valor añadido de la actividad investigadora y convertirlo en productos o servicios de interés para la sociedad. También los investigadores deben aprender a relacionarse con las empresas para aspirar al éxito de estas interacciones.
  8. La reforma en vías de tramitación de la Ley de la Ciencia de 2011 ha permitido incorporar algunas de las propuestas históricas para mejorar la gestión de la investigación en España. Sin embargo, otros temas igualmente importantes han quedado aún apartados de la reforma y deben ser abordados en un futuro próximo. En particular, es urgente una revisión de los marcos regulatorios para eliminar barreras a la gestión de los recursos de investigación, así como para facilitar la puesta en marcha y el desarrollo en escalas de tiempo razonables de proyectos empresariales o de colaboración público/privada a partir de actividades de I+D.

Este artículo recoge las reflexiones y conclusiones del curso de verano “El futuro de la ciencia y del personal de investigación en la sociedad española”, celebrado en San Lorenzo de El Escorial el pasado 27-29 de julio, que congregó a destacadas
personalidades de la investigación en este país, para debatir sobre la situación
presente de la ciencia en España y sobre las medidas a adoptar para
mejorar el futuro del personal de investigación y de la ciencia española y su
reconocimiento. Los nombres y afiliaciones de los expertos y expertas que allí se reunieron (de los ámbitos científico-tecnológico, académico, político y de transferencia de conocimiento) se recogen en el listado de ponentes de este curso.
The Conversation


Jesús Pérez Gil, Catedrático de Universidad, Dpto. Bioquímica y Biología Molecular, Facultad de Ciencias Biológicas, Universidad Complutense de Madrid; Elisa Fernández Núñez, Técnica Superior Especializada en el Área Biomedicina en el CSIC, Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (IIBM – UAM – CSIC); Lluís Montoliu, Investigador científico del CSIC, Centro Nacional de Biotecnología (CNB – CSIC), and Maria Salazar-Roa, Investigadora del Programa Ramón y Cajal, Universidad Complutense de Madrid

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

La entrada Las 8 acciones que necesita la ciencia española para servir mejor a la sociedad se publicó primero en Viajes, turismo y curiosidades.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico