Motivos por los que los valencianos prefieren alquilar andamios

andamios

¿Alquilar o comprar? Seguramente en más de una ocasión te hayas hecho esta pregunta. Se trata de una duda que puede hacer referencia a multitud de categorías de productos, incluyendo elementos tan importantes como un vehículo e incluso una vivienda.

Los profesionales que suelen hacer obras también acostumbran a preguntárselo, aunque en ese caso las dudas abarcan productos como una furgoneta comercial, una grúa e incluso un andamio. En esta ocasión hablaremos del último elemento mencionado.

Y es que en nuestra comunidad autónoma poco a poco se ha ido imponiendo un modelo de negocio en concreto. Nos referimos al del servicio de alquiler de andamios en Valencia. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta los factores tan positivos que detallaremos a continuación.

Alquilar VS comprar andamios: gasto muy inferior

En plena época de crisis económica es comprensible que arquitectos, constructores y otros trabajadores del gremio pretendan ahorrar la mayor cantidad posible de dinero. Y no es para menos, puesto que la situación sanitaria también ha afectado de lleno al citado ámbito.

Tarde o temprano llega el momento de hacer una reforma u obra que abarca varias alturas. Llevarla a cabo exige sí o sí disponer de un andamio. Por tanto, surgen dos alternativas: comprar el producto necesario o alquilarlo.

Por supuesto, la adquisición del conjunto da pie a que en un futuro pueda volver a ser utilizado. Sin embargo, la amortización de la inversión exige realizar multitud de proyectos, los cuales ahora mismo no son numerosos ni mucho menos.

Todo lo contrario sucede con el alquiler de andamios. Los precios son bastante asequibles, lo cual permite a los profesionales no incrementar sus presupuestos, lo cual no es del agrado de los potenciales clientes. Al ofrecerles un coste razonable para el proyecto que tienen en mente, no dudan en contratar los servicios.

El precio a pagar para disponer temporalmente del andamio es amortizado con creces. Por otra parte, no puede negarse que en los tiempos que corren, la mayoría de profesionales de dicho ámbito no disponen de los ahorros oportunos con tal de proceder a la adquisición de un andamio.

Adiós a tener que montar los andamios

Uno de los aspectos que mayores quebraderos de cabeza trasladan a quienes compran un andamio guarda relación con el montaje. Se trata de un procedimiento que suele ser bastante complicado incluso si se cuenta con una amplia experiencia. Y no es para menos, puesto que quienes se encargan de llevarlo a cabo han de cerciorarse de que la estructura permanece segura durante el transcurso de todas las tareas.

Ello acarrea una notable cantidad de tiempo, la cual puede ser aprovechada por los trabajadores de la empresa. Justo lo contrario sucede si ellos mismos deben encargarse del montaje.

El equipo de montaje propio del que disponen los negocios de alquiler de andamios operan a un elevado ritmo. Es decir, son capaces de tener el andamio listo, cumpliendo los plazos previstos. De ello dan buena cuenta quienes contratan sus servicios. Así lo demuestran las buenas opiniones que pueden leerse en la red.

Este tipo de valoraciones no solo hacen referencia a los típicos andamios que son apoyados encima de la base.

Nuevamente hay que hablar del montaje, puesto que debido a lo compleja que es esta estructura de carácter auxiliar, acostumbra a acarrear la pérdida de muchas horas. Por suerte, los valencianos que optan por el alquiler se olvidan por completo de tener que montar un conjunto tan complicado que, a su vez, proporciona innumerables ventajas.

Mantenimiento y seguridad

Por último no puede pasarse por alto otra ventaja impagable. Hablamos de la falta de mantenimiento que tienen algunos andamios en propiedad, lo cual no sucede bajo ningún concepto decantándose por aquellos que se alquilan.

Las empresas que se dedican exclusivamente a proporcionar este servicio saben lo importante que es mantener sus andamios en perfecto estado. Es por dicho motivo que siempre brindan una estructura que, a nivel interno y externo, se encuentra en muy buenas condiciones.

Así lo indican los arquitectos, jefes de proyecto e incluso albañiles o peones que día tras día hacen uso de esta clase de andamios. De hecho, afirman que todas ellas les trasladan una enorme tranquilidad.

Posteriormente ello se traduce en un aspecto positivo que merece una mención especial: si un trabajador se siente seguro operando en las alturas, desempeña sus labores con una productividad óptima. Por ende, el proyecto termina en un tiempo récord y con un resultado que es sinónimo de calidad en estado puro.

Teniendo en cuenta todas las ventajas que hemos ido detallando, no es de extrañar que la compra de andamios haya ido quedando relegada a un segundo plano. En la Comunidad Valenciana, el alquiler de estas estructuras se ha acabado convirtiendo en una tendencia que cada vez va a más.